10 DE SEPTIEMBRE: DIA MUNDIAL PARA LA PREVENCIÓN DEL SUICIDIO

Desde el 2003, la Asociación Internacional para la Prevención del Suicidio, en colaboración con la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha promovido cada 10 de septiembre el Día Mundial para la Prevención del Suicidio, con el objetivo de concienciar a nivel mundial que el suicidio puede prevenirse.

El suicidio es un problema que afecta de manera global a las familias, a las comunidades y a los países. A nivel mundial se suicidan cada año casi un millón de personas, lo que equivale a una persona cada 40 segundos. Además, por cada muerte por suicidio se estima que hay 20 intentos. Otro dato preocupante es que el suicidio es la segunda causa de muerte en el grupo de 15 a 29 años de edad.

Hay que tener en cuenta que cada vida perdida representa a un amigo, padre, hijo, abuelo o compañero de alguien. Por cada suicidio producido muchas personas alrededor sufren las consecuencias.

Según el Instituto Guestalt de Lima (IGL), 391 peruanos se han quitado la vida en lo que va este 2020 y la mayoría de estas víctimas es de la población joven. Durante los seis meses de confinamiento que se decretó para prevenir el contagio del coronavirus, se han registrado 265 suicidios.

“Cada vez se observan más casos de jóvenes que no pueden dormir bien, tienen problemas de apetito, falta de energía, cansancio, problemas de concentración y hasta ideas suicidas debido al aislamiento por la pandemia”, señaló el psicólogo y psicoterapeuta, Manuel Saravia Oliver, director del IGL.

En este sentido, aconsejó como una medida preventiva hablar de nuestros miedos y emociones en el hogar diariamente durante 20 minutos con el objetivo de conocer cómo están nuestros seres queridos para buscar ayuda especializada oportuna cuando hay situaciones que no se pueden manejar por sí solos.

Aunque la pandemia del COVID-19 es una crisis de salud física, “el impacto en la salud mental es significativo y podría generar mayores dificultades si no se le hace frente correctamente. Necesitamos tener el sistema inmunológico fortalecido y el ánimo arriba para enfrentar esta crisis”, agregó Saravia.

Según la OMS, cada 40 segundos alguien se suicida en el mundo, con lo cual cada año se pierden 800,000 vidas por esta causa, generando una tragedia indescriptible entre los amigos, familiares, colegas y comunidades, que la mayoría de las veces no reciben asistencia tras este suceso.